Housingles - Aprender ingles facil y gratis

Aprender un nuevo idioma: los 5 errores más comunes






Es un mito que la gente inteligente es mejor en el aprendizaje de idiomas.

No se trata de tener las habilidades necesarias para aprender idiomas. Se trata, en realidad, de tener hábitos, que se pueden adquirir a través de un poco de disciplina.

Aquí están los 5 errores más comunes a la hora de aprender un idioma y cómo corregirlos.

No escuchamos bastante

Hay lingüistas que creen que el aprendizaje de un nuevo idioma comienza con un "período silencioso". Al igual que los bebés aprenden a producir lenguaje escuchando y repitiendo sonidos, las personas adultas también necesitan hacer lo mismo: escuchar y repetir.

Escuchar es la habilidad comunicativa que usamos más en la vida diaria, sin embargo, puede ser difícil de practicar a menos que vivamos en un país extranjero. ¿La solución? Encontrar música, podcasts, programas de televisión y películas en el idioma de destino y escuchar, tan a menudo como sea posible.

Falta de curiosidad

En el aprendizaje del idioma, la actitud es un factor clave a la hora de progresar en el aprendizaje.

Tendremos más éxito si, además de interesarnos por el idioma, también nos interesamos por la cultura del país. Si somos culturalmente curiosos, tendremos mayor predisposición a la hora de aprender la lengua y a establecer relaciones con nativos.

Pensamiento rígido

Los lingüistas han encontrado que los que estudian un nuevo idioma con baja tolerancia a la ambigüedad, tienden a luchar con el aprendizaje de la lengua.

Con esto quiero decir que el aprendizaje de la lengua implica mucha incertidumbre – nos vamos a encontrar nuevo vocabulario a diario, y para cada regla gramatical casi siempre hay una excepción. Hasta que logremos una fluidez como la de un nativo, siempre habrá cierto nivel de ambigüedad.

Debemos de asumirla y, a pesar de ser una mentalidad difícil de romper y que puede llevar a abandonar el aprendizaje por pura frustración, siempre hay que intentar llevarla allí donde nos sintamos más cómodos (series de televisión, películas, programas de radio, libros, etc.). Debemos de buscar aquellos medios que nos hagan el camino mucho más sencillo.

Un único método

Algunas personas se sienten más cómodas con ejercicios de escuchar y repetir mediante podcasts o simplemente viendo alguna película o serie. Otros necesitan un libro de gramática. Cada uno de estos enfoques está bien, pero es un error confiar en uno sólo.

Si utilizamos diferentes métodos para aprender, veremos las cosas desde diferentes puntos de vista que hará la experiencia mucho más enriquecedora. Por ejemplo, si vemos diferentes palabras o frases en diferentes contextos (audio, libros, etc.) hará que interioricemos mejor el vocabulario. Además, la variedad impide que nos quedemos atrapados en una rutina de aprendizaje que al final nos llevará a que abandonemos.

Deberemos de buscar siempre practicar las cuatro destrezas (leer, escribir, escuchar y hablar). Para el autoestudio, lo ideal es buscar una combinación de libros de texto, audio lecciones y aplicaciones para el aprendizaje.
 
Miedo

No importa lo bien que alguien pueda escribir en otro idioma, conjugar un verbo o tener mucho vocabulario. Para aprender, mejorar y realmente utilizar el idioma que queremos aprender, tenemos que hablar.

Esta es la etapa del aprendizaje en la que es más común estar callado, y la timidez o inseguridad a la hora de hablar son aspectos que obstaculizan la progresión. En las culturas orientales profesoras y profesores a menudo se quejan de que los estudiantes, a pesar de estar años intentando aprender inglés, simplemente no lo hablan. Tienen demasiado miedo a cometer errores gramaticales o de pronunciación.

La clave es que aprenderemos de los errores que cometamos al hablar, siempre y cuando contemos con el apoyo necesario que nos ayude a mejorarlos. Muchas veces ese apoyo se logra imitando como hablan los nativos. Un buen método consiste en grabarnos a nosotros mismos para comprobar la correcta pronunciación. Cuanto más hablemos, más rápidamente mejoraremos.


En definitiva, lo que debemos de hacer es intentar divertirnos al aprender un nuevo idioma. Para ello, lo mejor es trasladar aquello que nos gusta y motiva al lenguaje que queremos aprender mediante la búsqueda de libros, artículos, programas de televisión, etc.
Comparte este articulo
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

0 comentarios:

Publicar un comentario